Cotiza tú conversión

Teléfono de emergencias: 01 800 560 92 14

Bienvenido a nuestro Blog

La información más relevante sobre las nuevas tecnologías de combustión.

Intoxicación con monóxido de carbono
1.mar.2019

Intoxicación con monóxido de carbono ¿Sabes cuáles son las principales señales?

¿Sabías que el monóxido de carbono es un gas inodoro que causa miles de muertes cada año en nuestro hemisferio? La inhalación del monóxido de carbono es altamente peligrosa; se convierte en intoxicación cuando se acumula demasiado de este en el torrente sanguíneo.

Cuando hay demasiado monóxido de carbono en el aire, el cuerpo reemplaza el oxígeno en los glóbulos rojos con dicho gas. Esto puede generar daños graves en el tejido celular e incluso la muerte.

Ya que la intoxicación por monóxido de carbono es altamente peligrosa, es importante solicitar atención médica de emergencia. Los principales síntomas se encuentran:

  • Dolor de cabeza sordo
  • Debilidad
  • Mareos
  • Náuseas o vómitos
  • Falta de aire
  • Desorientación
  • Visión borrosa
  • Pérdida del conocimiento

¿Cuándo ocurre la intoxicación de monóxido de carbono?

Existen muchas máquinas y aparatos cotidianos que necesitan combustión. Algunas de las fuentes de emisión más comunes son:

  • Aparatos y electrodomésticos mal instalados o con indebido mantenimiento, como cocinas de gas, calentadores y estufas, son fuentes de monóxido de carbono que utilizamos a diario.
  • Tubos de ventilación bloqueados que impidan la salida de gases y hacen que el CO se acumule.
  • Motores de vehículos, especialmente peligrosos cuando están encendidos en los garajes o lugares cerrados.
  • Cualquier cosa que queme carbón o leña, como chimeneas o parrillas.

La intoxicación por monóxido de carbono puede ser especialmente peligrosa para las personas que están dormidas ya que los vapores pueden ser fatales sin ser detectados. Algunas personas son más susceptibles a los efectos nocivos, por ejemplo, lactantes, adultos mayores, personas que fuman o que padecen enfermedades cardiacas crónicas.

  • Todos los artefactos como calefones, estufas, braseros o chimeneas deben usarse en ambientes ventilados. Nunca debieran instalarse en lugares cerrados.
  • Utiliza calefactores de combustión sólo cuando alguien esté despierto y alguna puerta o ventana abierta para proporcionar aire fresco.
  • Mantén las estufas en buen estado y realiza en forma periódica el aseo de los ductos de evacuación de gases de la combustión.
  • Aprovecha combustibles alternativos como el gas natural, que producen significativamente menos monóxido de carbono.

El gas natural es una alternativa más saludable y ambientalmente más limpia, ideal para reducir el riesgo por intoxicación por monóxido de carbono. Acércate con nosotros para conocer más y descubrir cómo se puede adaptar a todos los procesos de calentamiento en tu empresa.

comments powered by Disqus