Teléfono de emergencias: 01 800 560 92 14

Bienvenido a nuestro Blog

La información más relevante sobre las nuevas tecnologías de combustión.

16.Dic.2016

¿Qué tan seguros son los vehículos de gas natural?

El gas natural es un combustible alternativo económico, abundante y de bajo costo que cuenta con uno de los índices de adopción y crecimiento más amplios del mundo. Entre sus múltiples aplicaciones se encuentra el uso que tiene para la industria, la generación de energía eléctrica, las tecnologías de calefacción, el sector restaurantero y, por supuesto, su función como combustible para motores vehiculares. Pero ¿Qué tan seguro es su uso en automóviles?.

La idea que se tiene sobre el gas, en general, es que se trata de un elemento altamente inflamable. Una fuga de gas en el hogar es tan peligrosa como un bombardeo aéreo, sin embargo, el gas de uso común en el hogar es un tipo de gas conocido como LP, eso quiere decir licuado de petróleo, un tipo de gas más pesado que el aire y que, al presentarse una fuga, se concentra y crea una situación muy peligrosa. El gas natural es algo muy distinto.

Cualquier combustible, incluyendo la gasolina en los motores de los vehículos es, por sí mismo, muy peligroso si se maneja de una forma inapropiada (el hecho que se pueda utilizar gasolina de manera segura se debe a que se ha aprendido bastante bien cómo manejarla), sin embargo también es cierto que la inestabilidad de los combustibles varía entre uno y otro.

El gas natural es un tipo de combustible que, al producirse de manera natural, requiere de muy poco procesamiento antes de estar listo para utilizarse. Al igual que ocurre con todos los vehículos, el gas natural puede ser utilizado de manera segura si se comprenden sus propiedades únicas. Por sí mismo el gas natural tiene muchas ventajas en caso de presentarse una fuga (Si se compara con la gasolina). El gas natural, a diferencia del gas LP, es más ligero que el aire y se disipa de forma rápida con un aroma artificial distinguible que sólo es perceptible cuando alcanza una concentración inflamable mínima. Además de lo anterior no es tóxico y tampoco hay riesgo de contaminar suelo o agua en caso de presentarse una fuga.

El rango inflamable del gas natural es demasiado limitado (no se enciende en concentraciones por debajo del 5%  por encima del 15% si se mezcla con el aire). En realidad, el diésel y la gasolina se encienden en concentraciones y temperaturas mucho más bajas.

Los vehículos adaptados o hechos para funcionar con gas natural están diseñados para ser altamente seguros tanto en situaciones normales de operación como en accidentes. Los vehículos de gas natural se someten al mismo tipo de pruebas de accidentes que cualquier otro vehículo. Los tanques de gas se someten a pruebas que van más allá de las condiciones normales de temperatura y riesgos de operación. Los cilindros, incluso, deben soportar pruebas de fuego y  de tiro por una bala de calibre 30 sin fisurarse; se diseñan para cumplir con una vida útil de entre 15 y 25 años (según el mantenimiento y la operación) y son requeridos para inspección cada 3 años o 36,000 millas recorridas.

El gas natural vehicular es una alternativa altamente segura y económica. Cumple con todos los estándares de seguridad que otros combustibles para vehículos e, incluso, presenta múltiples ventajas sobre ellos. Para resolver todas tus dudas de seguridad contacta con nuestros asesores en GNU y descubre por qué el gas natural es la mejor alternativa para tus vehículos. ¡Haz ya una conversión a gas natural!

comments powered by Disqus