Teléfono de emergencias: 01 800 560 92 14

Bienvenido a nuestro Blog

La información más relevante sobre las nuevas tecnologías de combustión.

Gas Natural en la industria

Gas Natural en la industria

¿Qué tienen en común el Distrito Federal, Nuevo León, Querétaro, Coahuila y Aguascalientes? Son los Estados que usan gas natural en la industria y son lo más competitivos, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad.

A pesar de esto, no tienen total o gran acceso al gas natural.

Se espera que antes de final de año se hayan terminado de adjudicar los 8 nuevos proyectos de transporte incluido el gasoducto de Manzanillo con lo que la infraestructura de transporte crecerá en 4,347 kilómetros de nuevos ductos y que se sumarán a los 12,295 kilómetros de acceso abierto que ya operan en el país, 9,043 kilómetros de estos propiedad de Pemex.

De los 8 proyectos previstos, Morelos, Tamazunchale y Chihuahua ya fueron adjudicados con un importe previsto de inversión de 761 millones de dólares.

Pero sin lugar a dudas el gasoducto más importante será el de los Ramones, de 1,000 kilómetros de longitud, recorrerá Tamaulipas, Nuevo León, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro. Como mencionábamos en un artículo anterior este es un proyecto que garantizará el suministro en la zona centro y occidente del país, condición fundamental para el desarrollo eficiente del sector industrial.

Estos nuevos proyectos de distribución dan la posibilidad de acceso al gas natural a cerca de un millón de hogares y generarán inversiones superiores a los 800 millones de dólares.

Pero la meta del gas natural no termina en los consumos tradicionales de generación eléctrica, residencial, industrial o de servicios. Su suministro abre la oportunidad para la sustentabilidad del país. Por una parte, pone a disposición un combustible que ha sido declarado como el más amigable con el ambiente, aunado a que en América del Norte tiene el costo más bajo del mundo. Así, se generan las condiciones para que México pueda transitar hacia las energías renovables y el gas natural sea el combustible que facilita esa transición.

También permite que el sector industrial y los grandes consumidores de energía exploren y participen de nuevas aplicaciones de aprovechamiento energético, como la cogeneración, trigeneración, refrigeración y climatización, logrando eficiencias de incluso 80%, superiores al rendimiento que se obtiene en las centrales de generación de ciclo combinado que están en el entorno del 60%.

Otra gran oportunidad será la sustitución de los combustibles automotores, gasolina y diesel, y pasando a ser vehículos a gas natural, que tienen un impacto positivo en la calidad del medio ambiente.

comments powered by Disqus